Si has entrado aquí es porque seguramente te interesa el mundo del oro y buscar recomendaciones sobre cómo y dónde comprarlo; pero puede que también te hayan atrapado los temas  que en torno al dorado metal desarrollamos. Pensando en incluir información interesante se nos ha ocurrido la siguiente pregunta: ¿Tenemos oro en el cuerpo humano? Y por supuesto que nos hemos puesto a investigar.

Lo primero que encontramos fue un artículo de la BBC sobre un trabajo publicado por la Sociedad Estadounidense de Química mediante el cual se determinó que en las deposiciones humanas se encuentran pequeñas cantidades de oro y de otros metales nobles como la plata y el platino. Aunque no era lo que esperábamos encontrar ni tampoco la información que más nos gustó, no podíamos taparnos los ojos ante la evidencia científica.

De hecho puestos a pensar en ello y porque además el propio estudio así lo concluía,  se nos ocurrieron al menos dos ventajas que podrían obtenerse si se ideaba un método práctico para extraerlas. La primera sería por supuesto de índole económica y la segunda acarrearía una disminución de los procesos de degradación ambiental derivados de la explotación de los yacimientos.

Hay oro en el cuerpo humano y en todo lo que nos rodea

 Esta afirmación puede que te sorprenda y que incluso hasta te parezca extremista, pero la verdad es que no solo hay oro en el cuerpo humano, sino además en muchos de los productos que utilizamos a diario. La industria de la limpieza corporal  y de la eliminación de olores, han incorporado nanopartículas de oro en sus productos puesto que han encontrado que actúan de manera muy efectiva en esta dirección. Esta es la razón por la que desde el  champú hasta la ropa con tecnología anti olor pueden presentar rastros del precioso metal.

Una alternativa amigable con el medio ambiente

Volviendo al estudio en análisis y en particular a la extracción de las partículas de oro presentes en las heces humanas, no deja de resultar interesante el planteamiento de los científicos respecto a los beneficios ambientales que supondría la separación de las partículas de metales preciosos contenidas en los lodos. De llegar a ser factible económica y técnicamente se estaría realizando el proceso  dentro de las plantas de tratamiento de aguas residuales, reduciendo así la extracción a cielo abierto de los minerales, pues según los cálculos del estudio antes citado por cada kilo de lodo se obtendrían 0,4 mg de oro además de cantidades significativas de plata (28 mg), cobre (638 mg) y vanadio (49 mg). Nada mal ¿verdad?..

Posts Relacionados

ACEPTAR Este sitio web usa cookies. Si sigue navegando está dando su consentimiento para aceptar nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.


Aviso de cookies