Hay un uso curioso del oro que tal vez ni te imaginas. Nos referimos al hecho de  incorporarlo en la gastronomía… y si, has leído bien, porque el oro es comestible.

¿Es que acaso el oro tiene algún sabor o tal vez un aroma especial? La respuesta es un absoluto no. Entonces ¿porque se usa  en la cocina? Pues por la misma razón que se usa en la orfebrería, por su color y su brillo.

Pero no pienses que esto es alguna locura de un chef estrambótico pues ya los egipcios lo trituraban hasta hacerlo polvo y lo agregaban a las comidas de las ocasiones especiales.

En la actualidad existe una tienda especializada en la venta de metales preciosos para que tanto los chefs más renombrados como los que solo sienten afición por la cocina, puedan darle un toque decorativo especial a algún platillo. Se llama orogourmet y ha venido a poner este lujoso ingrediente al servicio de la imaginación al ofrecerlo en láminas, copos y polvo entre otras presentaciones.

Seguramente has quedado sorprendido y sientas deseos de saber algo más. Acompáñanos y te lo contamos.

Conoce los orígenes del oro comestible

Los egipcios daban al oro un alto valor por su brillo y color; pero especialmente tenía para ellos una connotación religiosa, por lo que lo utilizaron en polvo para agregar a la masa destinada a la elaboración de unos panes especiales.

Seguramente habrás oído hablar del maná, el pan que según la Biblia enviaba Dios a los israelitas que peregrinaron durante 40 años por el desierto. Pero lo que tal vez no hayas escuchado hasta hoy es la leyenda que dice que este manjar era elaborado por un herrero a partir de  las indicaciones de Moisés. Y ¿adivina qué? Uno de los ingredientes era el polvo de oro, pues al parecer la receta era un legado egipcio y no un invento del patriarca.

¿Quieres más pruebas sobre el consumo de oro en tiempos ancestrales? Basta con ojear uno de los capítulos del Talmud y te encontrarás con la narración de la visita de Alejandro Magno a la ciudad de Jerusalén. Según el relato,  unos aldeanos prepararon unos panes en su honor y para hacerlos dignos del ilustre visitante le añadieron copos de oro.

Ahora ya sabes que el oro era usado en la antigüedad como moneda, ornamento y alimento, pero aún tenemos otro dato que te sorprenderá y es que para algunas civilizaciones aplicarlo en la piel tenia efectos afrodisiacos…

Posts Relacionados

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies