¿Por qué el oro es elemento químico más usado como dinero?

Las distintas civilizaciones humanas que a lo largo del tiempo han existido en la Tierra han tenido todas una predilección por la riqueza del elemento químico llamado oro, y simbolizado químicamente como “Au”.  Podrán existir muchos otros metales de gran valor estético y funcional, así como muchas otras piedras preciosas escasas en el mundo y de alto valor económico, pero todas y cada una de las diferentes sociedades que se han dado vida en el planeta, sin excepciones, han elegido al oro como el elemento químico por excelencia encargado de representar el dinero y las riquezas materiales.

Debido a lo anterior expuesto surgen las siguientes preguntas: ¿Qué hace al oro tan valioso? ¿Por qué químicamente es el oro el elemento representante del dinero por excelencia? ¿De dónde se originó la idea de usar al oro como la moneda o dinero más valioso históricamente? En este post nos ocuparemos de responder todas y cada una de las anteriores interrogantes, así que no te despegues y continua con la lectura del artículo, tal como lo hicieron los trabajadores de Fontaneros .

Según los especialistas de la University College London, el origen de la predilección del oro como dinero se encuentra en la tabla periódica de los elementos químicos, por ende, te pediremos que busques la tuya para comprender mejor el tema. Con tabla periódica en mano, ubícate a la derecha donde aparecen los elementos coloreados de azul brillante o azul celeste, dependiendo del modelo de tabla que tengas. Ya ubicado, debes saber que todos elementos químicos de esa columna son estables, es decir, que mantienen sus características inalterables a pesar de lo que suceda en su exterior, lo cual es muy positivo para usarse como monedas.

No obstante, los elementos químicos de la columna azul brillante son gases nobles, por lo que serían muy imprácticos de usar como dinero, pues literalmente el dinero podría escurrírsenos por las manos y desvanecérsenos en el aire. De igual manera, podemos desdeñar a todos los otros gases de la tabla para usarse como dinero como lo son el hidrógeno, el nitrógeno, el oxígeno, el flúor y el cloro.

El mercurio tiene características similares al oro, salvo que su estado a temperaturas ambientes es líquido, lo cual impide que sea utilizado como dinero debido a lo impráctico que resulta al igual que el gas. Lo mismo sucede con el bromo. No olvidemos que tanto el mercurio, como el bromo, el arsénico y el plomo son venenos por excelencia, muy usados para matar gente en la época medieval, por lo que si los usamos como dinero sería tan fácil morir de codicia como morir por accidente.

En resumen, todos los metaloides y los no metales son no aptos para ser dinero. Nos queda solamente los metales, entre los cuales, la mayoría son muy reactivos como el litio o se degradan fácilmente como el hierro que, además, tiene el punto en contra de ser abundante, lo cual no ha de ser una característica para ser moneda por razones evidentes.

En ese contexto, el Oro y la plata son los más propicios para ser monedas por ser fáciles de acuñar y por ser los primeros metales descubiertos por la humanidad. No obstante, la plata se pone negra con facilidad y es más abundante en el mundo que el oro, por consiguiente, el oro es el ganador y el elemento químico más ideal para ser el dinero de mayor valor en el mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *