Antes de invertir tu dinero en oro, lee esto.

Esta es una información sumamente importante si eres de esas personas interesadas en invertir en oro en estos momentos.

El oro en la economía es uno de los elementos que poseen el valor más constante de todos y su cotización casi nunca desciende a escalas exorbitantes, por el contrario, incluso este año su cotización se encuentra en un 15% por encima de la escala anterior y esto ha supuesto un importante interés para los inversionistas. Gente como el dueño de la gran empresa han dejado claro que el oro es una inversión segura y apta para novatos.

Pues la onza en oro se encuentra a un precio de 1200 dólares, algo bastante elevado si eres de los que maneja un tráfico legal de este preciado mineral, esto para los inversionistas no es solo un elemento utilizado como inversión clásica en la cual puedes proteger de manera clara tus ahorros.

Además de ello es uno de esos pocos mecanismos, los cuales pueden generar un gran cambio en la esfera económica mundial, pero esto debido a la constancia que posee su valor económico sucede muy rara vez, es decir, el mercado rara vez va a cambiar por causa del oro, pero cuando sucede, lo hace en grande, al contrario de esto normalmente gracias al oro es que el mercado económico puede tener constancia por periodos de tiempo bastante prolongados. En Cerrajero Elche suelen decir que esta es la mejor forma de tener ahorros que luego se puedan reinvertir en la compañía.

Las claves para elegir la mejor decisión a la hora de invertir en oro, se deben tomar en cuenta en base a estas modalidades y por ejemplo, en cuándo sería el plazo preciso para sacarlo, la liquidez del mismo ¿de qué manera se haría efectiva?

También hay que saber cómo computar su volumen en la compra, estas son unas consideraciones generales que todo buen inversionista debe entender. Ahora bien, las que se manifestaran a continuación, son las que se deben tomar en cuenta para realizar una mejor y más segura inversión.

Para un inversor que trabaja como particular la mejor opción para elegir el oro como inversión es haciendo compras de oro en físico. Algunas empresas en el mercado te permiten establecer un depósito en oro en físico en el cual, su liquidez puede estar garantizada y este puede estar seguro, alguna de estas empresas son; Auvesta, Lingoro y Apmex. Estas empresas son las favoritas de Cerrajeros Gandia 24 horas para hacer sus compras de oro físico.

Otros medios en los que te puedes interesar para realizar las inversiones en oro son las de ETFs si quieres proteger tus ingresos o una cartera de activos a corto plazo para algún momento, esta opción es sumamente buena, sin embargo lo más propicio como ya se mencionó anteriormente para un inversor particular, es decir, para una persona que no está vinculada a una empresa en particular, sino que trabaja e invierte por ella misma, lo mejor es el oro en físico.

¿Lingotes o monedas de oro?

Como todo en la vida hay pros y contras con las cuales nos vamos a encontrar para cualquier cosa que queramos hacer, en este caso expondremos las diferencias entre la compra de lingotes de oro y la compra de monedas de oro. Al comparar un lingote con una moneda de inmediato surge como favorito el lingote y por mucho, ya que tenemos en la mente, gracias a las películas de asaltos a bancos o de reservas multimillonarias, que los lingotes de oro son la máxima expresión de riqueza o forma de riqueza del mundo, pero la realidad nos explica que hasta cierto punto eso no es cierto, si bien si se trabaja en la banca internacional con los lingotes, a la hora de adquirir oro para ahorro u oro de inversión la balanza se inclina más hacia la compra de monedas de oro o también de plata de inversión.

De hecho, en Poceros en Madrid siempre guardan el 15 por ciento de sus ganancias anuales en monedas de oro, mientras que los dueños de Antenistas Barcelona suelen guardar el 20 por ciento de las mismas pero en monedas de plata.

Existen varios factores por los cuales en esta web de empresa también prefieren las monedas por encima del lingote, una de las principales razones de la preferencia de las monedas es ciertamente la seguridad que las monedas nos ofrecen, ya que estas están acuñadas y muchas de estas poseen un registro lo cual hace mucho más fácil la comprobación de originalidad de la moneda, comparado con los lingotes que no poseen una forma de acuñadora especifica o perdurable en el tiempo o simplemente las grandes marcas de fabricación de lingotes no poseen una acuñadora que los identifique a través de los años, esto hace que las monedas sobre todo en la parte de seguridad y autenticidad sean una mejor opción.

Otra ventaja de las monedas es que existe demasiada variedad al momento de escoger, por ejemplo dos personas diferentes de nacionalidades y culturas completamente diferentes no tienen que ir al mismo sitio a buscar algo en específico si no que pueden optar por monedas nacionales o cercanas a ellas que por su cantidad de gramos de oro en ellas pueden a llegar a tener el mismo valor  y eso hace que sea mucho más accesible a comparación del lingote. En www.reparaciondecalderasmadrid.es tampoco compran lingotes porque dicen que es mucho más difícil llegar a tener esa cantidad de dinero para invertir.

Así trabajan las estafas de pirámides. Ten cuidado

La característica principal de un esquema de pirámide es que los participantes sólo pueden ganar dinero mediante la adición de más miembros. Este es un tipo de estafa respecto del cual el gerente de Fontaneros Madrid frunce el ceño al saber sobre ella porque él personalmente busca un futuro brillante y legítimo para su empresa.

En un esquema de pirámide desnudo, no se vende ningún producto. Así es como funciona:

  • A una persona recluta a otras 10 personas para participar en una “oportunidad de inversión sin fallo”.
  • Los 10 reclutas cada uno pagan al reclutador $ 100.
  • El reclutador ahora les dice que salgan y recluten a 10 personas más para hacer lo mismo.
  • Si cada recluta tiene éxito, todos ellos se terminan con $ 900 en beneficio de una inversión de $ 100.

Suena bastante simple, pero aquí está el problema: Digamos que los 10 reclutas iniciales tienen que encontrar a 10 personas cada uno. Esos 100 nuevos reclutas tendrán que encontrar 10 reclutas cada uno para hacer de $ 900. Eso significa que tienen que encontrar 1.000 personas dispuestas a inscribirse en el programa. Y si de alguna manera se encuentran 1.000 personas, el próximo nivel de la pirámide tendrá que inscribir 10.000 para obtener un beneficio. Finalmente, no habrá suficientes reclutas en la parte inferior de la pirámide para soportar el nivel por encima de ella, y allí es entonces cuando la pirámide se derrumba y todo el mundo en la parte inferior pierde su inversión.

Un esquema piramidal basado en el producto es el mismo concepto disfrazado de legítima oportunidad de ventas directas. Así es como funciona:

  • Un distribuidor recluta a 10 vendedores que pagan cada uno $ 500 por un kit de inicio de productos para vender.
  • El distribuidor obtiene el 10 por ciento de cada kit de inicio que se vende.
  • El distribuidor también recibe el 10 por ciento de cada producto que cualquiera de sus reclutas vende, incluyendo más kits de iniciación.
  • A los reclutas se les dice que la manera más rápida de hacer dinero no es mediante la venta de productos, sino mediante la contratación de más personas para comprar kits de iniciación.
  • La gente en la parte superior de la pirámide recibe encargos de todo el mundo en su línea descendente, los muchos niveles de reclutas por debajo de ellos en la pirámide.

El problema con la mayoría de los esquemas de pirámide a base de productos es que los propios productos no se venden muy bien, o tienen márgenes de beneficio muy bajos. Así que la única manera de ganar dinero es encontrar más reclutas. Con el tiempo (y sorprendentemente rápido), el mercado se satura. Hay demasiadas personas tratando de vender el mismo producto poco atractivo y no hay nadie para ser reclutados. Cerrajeros Malaga hace énfasis que se debe de aprender cómo funcionan dichas estafas para saber cómo prevenirlas.

Es matemáticamente imposible para todo el mundo ganar dinero en un esquema piramidal. Por ejemplo, si cada recluta necesita encontrar a 10 personas más para recuperar el costo de su inversión inicial, el octavo nivel de la pirámide tendría que contratar a mil millones de personas para tener su dinero de vuelta. Y el siguiente nivel necesitaría 10 millones de dólares, casi el doble de la población de la Tierra. Una estafa peligrosa que le puede quitar gran cantidad de dinero, electricistas Madrid le recuerda que todo el mundo debe de ser muy cuidadoso.

Midas, obsesión por el oro.

El rey Midas fue gobernante del reino e Frigia en Asia Menor, entre el 740 a.C. y el 696 a.C., un periodo que se caracterizó por el esplendor y la riqueza que dio origen a su mito.

La temática del mito del rey Midas se centra en la tragedia de la avaricia y narra lo que sucede cuando no se reconoce la verdadera felicidad. El rey Midas deseaba que todo lo que tocase se convirtiera en oro, sin pararse a pensar, si este deseo que él consideraba una bendición podía convertirse en una maldición. Su avaricia invita a pensar en las consecuencias de ser esclavos de nuestros propios deseos.

El Mito.

Midas era un rey de gran fortuna que gobernaba el país de Frigia, que vivía en medio del lujo ostentoso de su castillo y acompañado de su hija Zoe. Tenía todo lo que podía desear y más.

Era muy rico y pensaba que la fuente de su felicidad era el oro. Su avaricia era tal que pasaba los días contando monedas de oro y a veces cubría su cuerpo con objetos de oro como si quisiera bañarse en ellos. El oro era su obsesión.

Un día Dionisos, el dios del vino y de la fiesta, pasó a través del reino de Midas acompañado del sátiro Sileno. Ante el cansancio Sileno decidió echar una siesta en los jardines del rey, pero fue encontrado por el rey Midas que lo reconoció y le invitó a descansar en la comodidad de su castillo.

Dionisos, muy agradecido por la hospitalidad que el rey Midas había mostrado con Sileno decidió conocerle un deseo. El rey Midas muy ilusionado le dijo: -“Espero que todo lo que toque se convierta en oro”-. Al escuchar esto Dionisos le dijo que si lo había pensado bien, pero el rey Midas le reiteró su deseo de que eso era lo que quería, y entonces Dionisos le dijo que al día siguiente se cumpliría su deseo.

Apenas amaneció El rey Midas extendió un brazo y toco una silla que inmediatamente se convirtió en oro, incrédulo toco una alfombra y ocurrió lo mismo. Comenzó a tocar todo lo que veía a su alrededor, mesas, espejos, bañeras, puertas paredes… y todo se convertí en oro.

Los problema comenzaron a la hora del desayuno, alzó una uva y esta se convirtió en oro no se la pudo comer, lo mismo ocurrió con un huevo y todo el desayuno que le habían preparado. Empezó a sentí pánico. Aún no se había levantado de la mesa cundo sintió el abrazó por detrás de su hija Zoe, y cuando se giró para verla, también se había convertido en una estatua de oro. Sus peores temores se habían confirmado.

Muy asustado acudió al Dionisos para que le liberase de ese terrible encantamiento. Dionisos sintió pen por él y le dijo que fuera a lavar sus manos al río Pactolo. Midas así lo hizo y fue corriendo a tocar a su hija Zoe, quien recobró su forma humana. La abrazó muy aliviado y después continuo tocando los demás objetos que conforme los thacía dejaban de ser de oro.

Desde entonces se dice que en la arenas del rió Pactolo se puede encontrar polvo de oro.

Lucha estado vs tiendas de oro

Los negocios de compra y venta de oro han venido siendo examinados con escrúpulo por parte de Hacienda en los últimos años. Desde hace dos años, la gran eclosión que estos negocios tuvieron ha ido poco a poco menguando. Los primeros años de la crisis fueron mucho más propicios para este tipo de comercios. Además, las trabas y los escrutinios de la Administración han ido en ascenso, por lo que la presión sobre los “compro oro” cada vez es mayor; la idea de apostar por una empresa de este tipo empieza a no ser tan atractiva como hace siete u ocho años.

Por ejemplo, mediante una beligerante campaña, la Consejería de Hacienda de la comunidad Valenciana inició en 2014 el reclamo del pago del Impuesto de Transmisiones Patrimoniales a los negocios de compra y venta de oro, siendo los años que van desde 2011 a 2014 la franja que motivaba la iniciativa.

Esta cruzada venía además justificada por el hecho de que este impuesto no había sido abonado por prácticamente ninguno de los negocios que se dedicaban a la tarea empresarial de vender y comprar oro. Las inspecciones entonces consistieron en la revisión del llamado Libro de Policía de cada comercio, un registro en el que tenían que estar anotadas y fotografiadas cada una de las joyas y de los enseres adquiridos; de esta forma, la Policía sólo tenía que cerciorarse de que cada una de estas operaciones se producía bajo el marco legal.

Sin embargo, la realidad es que este impuesto no se abonaba nunca. Los empresarios alegaban que no lo hacían porque no estaban obligados, amparándose además en una sentencia del Tribunal Supremo de 1996. Otra de las justificaciones para eximir el pago era el factor burocrático, pues la ley ordenaba completar una declaración y un ingreso por cada objeto que obtuviesen a manos de un vendedor particular; este engorro desbordaba la capacidad de unos comercios que en ocasiones eran más que pequeños y que contaban con el saber hacer de un único empleado poco especializado en la parcela legal.

El Dorado

El Dorado, u “ hombre de oro” está asociado al ritual de coronación de los reyes muiscas o chibchas, pueblo indígena que pobló la región andina correspondiente a la parte central de la actual Colombia hace más de quinientos años, y que se llevaba a cabo en la laguna de Guatavita al norte de Bogotá.

Con el tiempo, El Dorado, se utilizó para definir a una ciudad de oro perdida o incluso toda una región, que los conquistadores españoles, exploradores y buscadores de tesoros intentaron encontrar por todos los medios pero sin éxito.

Ritual de leyenda.

De acuerdo con la leyenda, en el pueblo de los muiscas, cuando era necesario coronar a un nuevo monarca, se sometía al futuro rey a un periodo de abstinencia y se le aislaba en una cueva.

Cuando por fin llegaba el día de la coronación se conducía al futuro rey en una balsa a la laguna de Guatavita acompañado de cuatro asistentes, un lugar remoto formado por un cráter volcánico extinto con el fin de dar ofrendas a los dioses para que bendijesen su reinado.

La balsa, hecha de cañas, estaba cargada de enormes tesoros como oro y esmeraldas y también portaba cuatro incensarios que desprendían un humo espeso y que dotaban a la ceremonia de un ambiente místico y solemne. Sin embargo la ofrenda más espectacular era el futuro rey en sí mismo, su cuerpo desnudo había sido impregnado de una sustancia resinosa y pegajosa, y se había espolvoreado sobre é un fino polvo de oro que cubría todo su cuerpo, teniendo como resultado un hombre brillante de oro, El Dorado.

El gran momento ocurría cuando la balsa en medio e trompetas y cánticos en las orillas, llegaba al centro de la laguna. Poco después el silencio alcanzaba la multitud y los asistentes arrojaban el oro y las esmeraldas al agua. A continuación el futuro rey se lanzaba al agua. En el momento que emergía se le limpiaban los restos del polvo que pudieran quedar de oro y se convertía en el rey de los muiscas.

La fiebre del oro de California.

En enero de 1848, James Wilson Marshall, descubrió oro mientras construía un aserradero cerca del Río Americano al noroeste de la actual Sacramento. El descubrimiento fue reportado por los periódicos de San Francisco en el mes de marzo, pero la mayoría de los lectores de la noticia no le otorgó mucha credibilidad.

La chispa que encendió la fiebre del oro ocurrió en mayo de 1848 cuando Sam Branann, un tendero que se encontraba en la cala de Sutter, blandió una botella llena de polvo de oro a la ve que gritaba ¡oro! ¡oro! ¡oro el el Río Americano! Los residentes de la ciudad tenían la prueba del descubrimiento y la estampida a la búsqueda de oro estaba en marcha. Primero los barcos del puerto de san Francisco fueron abandonados por sus tripulaciones, pero poco después cualquier puesto de trabajo era abandonado. Hasta dos periódicos de San Francisco tuvieron que cerrar sus puertas porque sus trabajadores fueron alcanzados por la fiebre del oro.

El New York Herald publicó la noticia del descubrimiento de oro en agosto de 1848, y fue este hecho lo que provocó una migración masiva de buscadores de oro provenientes del resto de estado Unidos pero también de América Latina, Asia, Europa Australia y Nueva Zelanda.

Para diciembre de 1849 la afluencia masiva de buscadores principalmente estadounidenses a California, que en ese momento se encontraba vinculado a Estados Unidos en calidad de territorio cedido como condición de paz tras la guerra mantenida entre México y Estados Unidos, provocó la inclusión de California como estado parte de Estados Unidos 1850.

El oro trajo una intensa actividad comercial de la que se convirtió en moneda de cambio el desarrollo de la agricultura a gran escala y la construcción del primer ferrocarril transcontinental de Estados Unidos. Pero sin embargo no todo fue positivo, la criminalidad aumento considerablemente, el deterioro del medio ambiente fue más que considerable y se promulgaron leyes xenófobas perjudiciales para la inmigración china y latinoamericana. Sin embargo en el imaginario popular la fiebre del oro quedó ya para siempre relacionada al “sueño californiano” el nuevo “sueño americano” que todos querían alcanzar.

Efecto ‘compro oro’ en las ciudades

En la vida de las ciudades hay rachas en las que de repente empiezan a proliferar de forma descontrolada unos modelos de negocio muy concretos y que, a la postre, resultan tener una naturaleza empresarial fugaz. Es el caso de los establecimientos centrados en el “compro oro”, una idea de negocio que puede hacer ganar mucho dinero en poco tiempo a quien la emprende. La crisis ha potenciado que el cofre de enseres de valor de cada casa pueda ser llevado a empeñar por dinero.

Antes de que la crisis fuera una realidad manifiesta, fueron muchos los que se percataron de la oportunidad de ganar de dinero que se abría -escrúpulos y decencia moral aparte-. Ya se sabe que en días de crisis suele incrementarse el valor de los metales preciosos, como así pasó con el oro en los años anteriores a este 2016. El oro en este tramo de crisis que hemos vivido triplicó incluso su valor de mercado.comprooro

Aunque es cierto que la ganancia se reduce un poco por la necesidad de que la joya tenga que pasar por el proceso de intermediarios y por el mecanismo de fundido, el oro ha sido una elección idónea para ganar dinero de forma ágil y rápida en estos años. Además, el miedo a que el concepto del oro pueda estar sumergido en una burbuja que acabe estallando está descartado, pues se trata de un valor garantizado que no se derrumbará más allá de unos parámetros de estabilidad.

Sin embargo, hay algo importante de aclarar. Cuando empeñamos alguno de nuestros enseres, existe la opción de poder recuperar el objeto en el futuro si abonamos una determinada cantidad -superior en muchos casos a la obtenida en su día por el empeño-; si, por el contrario, abogamos por la venta, cuidado, porque los enseres ya no será posible recuperarlos. Por lo que si acudimos a un “compro oro” para obtener liquidez a muy corto plazo y con la idea de que muy pronto podremos recuperar nuestro preciado anillo -por ejemplo-, debemos estar bien seguros de que no vendemos, pues el anillo ya pasará definitivamente al control ajeno.