El Oro como la mejor garantía económica

El oro es el metal que ha tenido la mayor valoración en la gran mayoría de los años en los cuales las sociedades se han regido por monedas para la realización de actividades de comercio, pues incluso hoy en día es la garantía que posee cada nación, las cuales lo utilizan como reserva ante una eventual inestabilidad económica, pues los economistas determinan al oro como el refugio de todas las riquezas materializadas de la mayoría de las naciones, el cual no puede ser modificado y por ende, en muy raros períodos de la historia ha perdido su valor. Hoy en día, hasta pequeñas empresas tienen el resguardo de su capital invertido en oro.

La popularidad del oro siempre está en aumento, pues este es el mecanismo utilizado para manejar la deuda pública en el transcurso de los años en materia de compensación de riesgos de cualquier índole, normalmente en situaciones rentistas, en materia de variabilidad económica. En el siglo XXI, cientos de miles de empresas, entre las cuales podríamos destacar incluso a pequeños locales españoles como cerrajeros en Cordoba o cerrajeros Salamanca, han establecido sus bonos de rendimiento en base a este metal precioso, pues esta es la forma más sólida y estable de conservar el capital y resguardarse contra alguna posible crisis financiera, que en todo momento se encuentra asechando las economías mundiales.

Pocos casos de rendimientos negativos en bonos establecidos en oro se han dado en los últimos años, esto no quiere decir que no existan las excepciones, como pasó el pasado mes de julio, y cuyo protagonista de estos bonos, a un periodo de una década de rendimientos negativos, fue el gobierno de Alemania, ya que a pesar de que el oro es utilizado como moneda de reserva a nivel mundial, es bien sabido que no es un material muy utilizado como medio de inversión, no por que posea un bajo rendimiento ni tenga el peso económico necesario, sino todo lo contrario, es el aspecto económico por excelencia más potente a nivel mundial, que resultaría absurdo para cualquier nación el negociar con sus reservas nacionales.

Diversas empresas, entre las cuales encontramos a la más destacada de todas, First Eagle, han establecido mecanismos en los cuales la estabilidad del metal precioso pueda ser mantenida durante periodos de tiempo extendidos, hablamos de períodos de una a dos décadas.

Sin embargo, la renta variable que se ha venido presentando a nivel económico mundial, hacen de estas presunciones sean algo inestables, sin contar con los factores de oferta y demanda que se encargan de sostener los precios, por lo cual hace difícil emitir una predicción al delimitar la demanda de los lingotes por ciertos periodos de tiempo.

Para finalizar, las dos formas más eficaces de invertir hoy en día en este metal son las siguientes: con la adquisición de acciones en compañías mineras o de royalties, financiando la explotación del mineral, y la segunda forma es la simple adquisición del mineral como reserva, que servirá como defensa para una posible desestabilización económica, las cuales siempre ocurren.