¿Es posible obtener oro sin necesidad de visitar una mina y realizar labores de extracción? La respuesta es un absoluto sí, y el secreto no es otro más que la reutilización de metales como el platino, el paladio, el cobre y por supuesto el oro, que están presentes en muchos de los equipos electrónicos que usamos a diario,  una vez que se hayan vuelto obsoletos.

En el mundo en general y en España por hablar de un caso en particular, se generan residuos tecnológicos en cantidades abismales. Tal situación obedece en buena parte a la obsolescencia tecnológica. Según un estudio de la UIT, Unión Internacional de Telecomunicaciones, en el año 2017  la basura electrónica alcanzó nada más y nada menos que 46 millones de toneladas,  sí has leído bien, y de este número correspondía a nuestro país un millón.  La mala noticia es que la cifra no se detendrá, muy por el contrario lo que se espera es un aumento.

Esta situación es lo que ha llevado a buscar la forma de reciclar el oro y el resto de los metales presentes en esos equipos que se desechan. La mala noticia es que por ahora apenas un 20% es lo que se recupera.

No solamente los ordenadores y los móviles son los que guardan en su interior láminas de oro, algo que seguramente ya habrías escuchado, sino que también otros equipamientos del hogar como un viejo televisor, que puede llegar a alojar en su tubo catódico hasta medio gramo del preciado metal.

¿Minería de extracción o Minería de reciclaje?

Estudios recientes apuntan a que la minería de reciclaje es muchísimo más económica que la minería de extracción. Especialistas chinos y australianos han explicado que el proceso necesario para la extracción de la cantidad de metales necesarios para la fabricación de las partes y piezas de los equipos electrónicos, supone un gran esfuerzo humano y económico.  Pero  además estos costes se incrementan debido a los procesos asociados: fundición,  refinación y transporte, indispensables para convertirlos en un chip, un componente de una tarjeta madre o un condensador. Eso sin contar la cantidad de un recurso natural que comienza a ser algo escaso a nivel mundial, que debe utilizarse en el camino, el agua.

Visualizarlo mediante cifras siempre suele ser útil, por lo que han señalado a modo de ejemplo que para obtener 226.000 toneladas de metales destinados a la producción de teléfonos móviles inteligentes, deben minarse cerca de 450 millones de toneladas de roca. Una cifra para nada despreciable y que pone en evidencia que existen suficientes alicientes para incrementar el reciclaje del oro y de los otros metales nobles.

La organización ciudadana y la participación activa en las jornadas de reciclaje son valiosísimas en este sentido al reducir la minería de extracción que tanto daño ambiental conlleva.

Posts Relacionados

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies