Algunas curiosidades sobre el oro

Es un metal muy valioso, cotizado, origen de disputas y motivo de conquistas. Eso es conocido, pero hay otros muchos aspectos del oro que no todo el mundo sabe. Vamos a ver algunas curiosidades, a veces realmente sorprendentes:

  • El oro está en muchos más sitios de los que pensamos: sí, así es, porque hay oro en el organismo humano, aunque en cantidades inapreciables. También hay oro en los mares, hasta 9.000 toneladas disueltas en las aguas marinas. Y en los aparatos electrónicos que cada día utilizamos.
  • Casi casi como la plastilina: el oro es un metal muy fácilmente maleable. Todos hemos oído hablar del pan de oro, esas finísimas láminas con las que se recubre todo tipo de objetos. Pues bien, un ejemplo: un solo gramo de oro puede convertirse en una lámina de un metro cuadrado.
  • Se puede disolver: no es fácil, pero se puede ¿Cómo? En un compuesto de nombre “agua regia”, es decir, una parte de ácido nítrico y tres de ácido clorhídrico.
  • Amanecer Brillante: esa es la “traducción” de su nombre. El símbolo químico del oro es Au, que proviene del latín “aurum”, es decir, amanecer brillante.
  • Una pepita enorme: 71 kilos, un peso nada despreciable es lo que tenía la pepita más grande encontrada nunca. Bautizada como ”Bienvenida Forastera”, la encontraron dos mineros australianos en 1869. Tan grande era que para poder extraerla tuvieron que partirla en tres trozos. ¿Su valor? Hoy alcanzaría el millón de dólares.
  • Las medallas de oro olímpicas no lo son tanto: son de oro, sí, pero solo en parte. Hasta 1912 eran de oro puro, pero desde esa fecha apenas tienen unos gramos. Al fin y al cabo lo importante es el valor simbólico.
  • Una curiosa costumbre: se dice que antiguamente los marineros llevaban un pendiente de oro para que si se ahogaban y sus cuerpos llegaban a la orilla los pendientes sirvieran de pago por su sepultura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *